Velocidad o posición

September 2, 2017

Tiempo de lectura: 45 segundos. 

 

Werner Heisenberg fue un físico alemán que ganó el premio Nobel en 1932 por su teoría sobre el "principio de la incertidumbre", que determina que es imposible saber simultáneamente la velocidad y la posición de una partícula: si sé la velocidad, no sé la posición; si sé la posición no sé la velocidad. 

 

Mientras mi padre me explicaba esto por whatsapp, yo pensaba que algo similar le sucede, por ejemplo, a los músicos: cuánto más horas le dedicas a la composición, más descuidas la performance de tu instrumento; cuánto más inviertes en conocer aspectos técnicos de un software, menos te enfocas en desarrollar el arte que hará que ese software tenga sentido. 

 

Esta dualidad la vemos en muchos órdenes de la vida. Conocer el mundo o conocer tu ciudad. Guiarse por el cerebro o guiarse por el corazón. Responder o no responder. Toda elección implica una renuncia. Y toda renuncia es una declaración de principios, una apuesta moral, intelectual, y afectiva. El vértigo de esa renuncia nos define como seres humanos. El desafío es aceptar el principio de incertidumbre, y no pretender abarcarlo todo de forma simultánea: si sé la velocidad, no sé la posición; si sé la posición no sé la velocidad. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La confesión de una mujer

August 23, 2017

1/2
Please reload

Entradas recientes

January 20, 2018

January 17, 2018

December 22, 2017

November 25, 2017

September 22, 2017

September 15, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Blog Antiguo

© 2023 por La Mica Díaz. Creado con Wix.com